Prueba de esfuerzo – No todo el mundo puede correr

prueba-esfuerzo

Bueno, después de mucho tiempo de pensar si hacerme o no una prueba de esfuerzo, al final me decidí.

Estuve buscando donde hacérmela y al final encontré  este sitio que por proximidad y precio me convenció. http://www.diputoledo.es Tienes varios tipos de pruebas y precios.

Yo tenía intención de hacerme el más completo, pero después de llamar para pedir cita me aconsejaron que si no era un deportista profesional mejor hacerme la prueba tipo B. Pedí cita y me dieron para la semana siguiente a elegir entre dos horarios 9:30 o 11:30. Me recomendaron que no saliera a correr el día antes y que desayunara bien, también que presentara alguna analítica si tuviera, lo mas reciente posible, y que llevara la ropa que habitualmente uses para salir a correr y neceser para ducharte después de la prueba.

Al llegar lo primero que me pidieron fue que rellenase unas hojas con mis datos personales, enfermedades, operaciones, alergias, etc. También tuve que cumplimentar 3 hojas con desayuno, almuerzo, comida, merienda, cena y tentempiés de los últimos 3 días. Esto es importante para que lo llevéis apuntado porque hay que intentar ser lo más exacto posible y poner cantidades, por ejemplo, (desayuno: café con cuatro galletas ….).

Después de rellenar las hojas pasé a un vestuario con ducha individual donde tienes dos taquillas para cambiarte y guardar la ropa. El vestuario es grande y está muy limpio.

Una vez cambiado, me atendió la doctora y comenzó a preguntarme por las hojas que había rellenado anteriormente ¿Eres corredor popular o profesional? ¿Has corrido alguna carrera popular? ¿Cuál es tu mejor marca? ¿Qué carreras vas a correr próximamente? Sobre las enfermedades y operaciones que hayas tenido, las de tus padres, … etc. En resumen ampliar un poquito lo que has puesto en la hoja. Luego me tumbé en la camilla y empezó moviéndome los pies, las rodillas, las caderas, muñecas, brazos, etc. para ver si tenía alguna molestia. Después me puse de pie y me pintó en la columna para ver posibles desviaciones, unas sentadillas, ponerse de talones, etc. Todo para valorar si tenía alguna dolencia o malformación.

A continuación pasé a la consulta de la enfermera y aquí empezó lo divertido. Primero con las hojas de la comida, me preguntó con más exactitud sobre ellas, cantidades, litros de agua que bebía al día, si picaba algo entre horas, si fumaba, si bebía alcohol, etc.

Seguidamente estiré por mi cuenta un poquito y cuando estaba preparado me pidió que me sentara en el suelo con las piernas estiradas al frente y los pies apoyados en un cajón, empujé sin doblar las rodillas con la punta de los dedos una tablita que corre sobre una escala numerada y que aguantase unos segundos para ver la elasticidad que tenía. Esta prueba la realizamos dos veces.

A continuación seguí con unas pruebas para medir la fuerza que tenía en las manos, en las piernas y en el tronco. Para medir la fuerza de las manos tuve que apretar todo lo que pude una especie de asa. Esto lo tenemos que hacer 5 veces con cada mano. Luego para la fuerza del tronco me subí a una plataforma de donde sale una cadena acabada en un maneral donde con las piernas, sin doblar las rodillas, tenía que tirar. Esta prueba la hice dos veces.

Para medir la fuerza en las piernas subí a la misma plataforma y esta vez con las piernas dobladas y la espalda recta tiré otras dos veces.

Seguimos con pruebas para medir IMC (Indice de Masa Corporal). Primero con un calibre me midió los huesos de la muñeca y el codo y luego con un bolígrafo y una cinta métricame midió y marcó en brazos, piernas y abdomen donde después con una pinza me fue pellizcando.

Luego vino la espirometría. Me puse un tubito en la boca y respiré un par de veces normalmente, después inspiré y expiré profundamente.

Y ahora viene la prueba de esfuerzo en sí. Primero me quité la camiseta y te rasuran, si no vas depilado, la zona donde ponen los sensores y con un trocito de lija la pasan por la zona para que se adhieran mejor los parches. Me pegaron los parches y con una de venda de rejilla me la pusieron en la cintura, para que cuando nos conectan todos los cables nos lo sujeten. Después me tumbé y me midieron la presión arterial y las pulsaciones en reposo. A continuación pasé a la cinta de correr y me colocaron un arnés de seguridad por si me caía haciendo la prueba. Después de comprobar que todo estaba conectado, ajustado y asegurado me explicaron en qué consistía esa prueba. Comencé andando 5 minutos, después me iban aumentando la velocidad de la cinta cada 2 minutos. Mientras estaba en la cinta tuve que indicar a la enfermera el grado de cansancio que tenía según un cártel que ella me iba mostrando. A la par me iban midiendo la presión arterial. La doctora iba mirando el electrocardiograma y subiendo la velocidad. Cuando ya no pude más, que pasarían unos 7 min, se lo dije a la doctora quien me subió la velocidad durante unos segundos. Luego redujo la velocidad poco a poco hasta que terminé andando durante otros cinco minutos. Me dieron un tiempo para recuperarme y me fui a duchar.

Después pasé a la consulta de la doctora donde te comenta como ha ido la prueba y si ven alguna anomalía te lo comunican. Los resultados los mandan a casa por correo en unos 3 o 4 días.

Cuando llegan los resultados viene unas hojas con tu electrocardiograma por si tienes algún problema poder llevarlo a tu cardiólogo.

Tres hojas con los nutrientes que teóricamente ingerimos en los tres días que apuntamos en las hojas una hoja por cada día y donde la doctora nos pone si son correctos, altos o bajos.

Y otras cuatro hojas con los resultados de las de pruebas de fuerza, espirometria, movilidad articular, etc y las recomendaciones.

Mi opinión personal, después de dos horas de hacerme pruebas y preguntas me parece que 70€ no es caro y por lo menos sabes si tienes algo y si puedes practicar este deporte.

Las instalaciones estaban muy limpias y me trataron estupendamente tardaron poco tiempo en darme cita y en mandarme los resultados. Lo único que no me gustó es que en los resultados podrían poner alguna tablas comparativas para saber dónde te encuentras, y las abreviaturas deberían poner lo que significa para no tener que ir buscando su significado.

Por mi parte, en conjunto, me pareció que estaba muy bien. Espero que este artículo os ayude o que os despeje alguna duda. Creo que más o menos he puesto todo lo que me hicieron para que si os decidís ha haceros la prueba sepáis exactamente lo que os van a preguntar y hacer.

Un pensamiento en “Prueba de esfuerzo – No todo el mundo puede correr

  1. La prueba de esfuerzo estб integrada en una Valoraciуn Deportiva, examen que busca ofrecer al deportista un estudio mбs profundo que el que pudiera ofrecerle una prueba de esfuerzo independiente, incluyendo ademбs de йsta, una serie de pruebas, controles y recomendaciones adicionales para poder realizar una actividad libre de riesgos por lo que estб absolutamente recomendada para todos los deportistas, no solo los de running.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>